Durante un periodo de doce meses, y tras haber ganado un Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional Metropolitano, la Universidad de Chile llevará adelante un proyecto multi disciplinario para recuperar la sustentabilidad de la Laguna Aculeo.

Hace cuarenta años Laguna Aculeo alcanzaba profundidades por sobre los 8 metros y las personas podían vivir de los cultivos y el turismo que generaba la zona. En la actualidad el escenario es distinto y se ha convertido en una zona fangosa, donde no se puede ingresar.

Tal es el caso que “durante marzo una niña fue a caminar, sin saber que estaba sobre arenas movedizas, quedando enterrada hasta el cuello y sólo los caballos la pudieron sacar”, cuenta Pablo García Chevesich, académico de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Chile, quien estima que en la actualidad la laguna no alcanza los diez centímetros de agua, y está propensa a secarse si no llueve pronto.

García Chevesich, doctor en Bioingeniería y máster en Hidrología y Manejo de Cuencas, se encuentra además liderando un proyecto de la Universidad de Chile, el cual tras haber ganado un Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional Metropolitano, buscará identificar cuáles son las causales que están provocando la escasez del recurso hídrico que vive la zona, devolviéndole la Sustentabilidad a la Laguna Aculeo.

Para esto la Universidad de Chile contará con el apoyo de otras organizaciones o empresas que trabajarán en distintas áreas del proyecto. Desde la empresa de consultoría MÁS Recursos Naturales estarán a cargo de caracterizar el acuífero mediante un balance hídrico, es decir, midiendo cuánta agua entra y sale del sistema, como también cuánta agua se necesitará importar y desde dónde se obtendrá.

Este balance incluye medir cuánto llueve y cuánto ingresa por afluentes, pero también desde dónde se está consumiendo el recurso, cuánto demandan y cómo esto se alinea con los Derechos de Aprovechamiento de Agua entregados a la comunidad, para lo cual “el rol de MAS será clave, y además se complementará con un estudio legal del consumo de agua de la cuenca”, detalla García Chevesich como líder del proyecto, lo que servirá para confirmar o desmitificar si se está usurpando el recurso hídrico desde la zona.

El ingeniero agrónomo y gerente general de la consultora medioambiental, Felipe Martin, recuerda que “en mayo del 2017 hablábamos de que si nadie tomaba un liderazgo formal, tendríamos problema de abastecimiento, repercutiendo en la disminución del turismo y en los puestos de trabajo que el rubro genera. Con ello, además, se generaría una competencia por los recursos y terminaríamos secando el ecosistema”.

Por lo mismo, Martin agradece que la casa de estudios esté impulsando este proyecto, y asegura que “todas las cuencas de Chile debieran tener un balance hídrico propio para saber cuánto consumen y requieren, lo que está pendiente en gran parte de ellas”.

Otro de los objetivos que además considerará el proyecto liderado por la casa de estudios incluirá realizar mesas de trabajo entre usuarios, con la participación de representantes públicos y privados, en su calidad de expertos en resolución de conflictos por agua, como también una fuerte campaña de educación ambiental que le enseñará a las personas a aprovechar de mejor manera el recurso en sus parcelas.

De esta forma, “Laguna Aculeo será la primera cuenca en Chile en solucionar sus problemas de agua, donde además, mediante este proyecto, crearemos una metodología replicable a otras cuencas del país, por lo que el aporte podrá ser más allá de lo local”, puntualiza Pablo García Chevesich como director del proyecto.