Desde hace 44 años el planeta celebra el Día del Medio Ambiente, hito que busca sensibilizar a la población mundial en relación a temas ambientales, intensificando la atención y la acción política.

Este 5 de junio 2018, el mundo se une para combatir la contaminación de plásticos desechables, bajo el lema “Un planeta sin contaminación por plásticos”. Su importancia no es menor, hoy en día una bolsa de plástico tarda en degradarse en promedio 150 años, mientras que las botellas de PVC o PET pueden llegar hasta los mil años.

Los afectados de la contaminación somos todos. “Muchos de nuestros envases de alimentos están hechos de espuma plástica o espuma de poliestireno, los que son tóxicos y cancerígenos, afectando negativamente nuestro sistema nervioso, respiratorio y reproductivo”, informan desde la ONU.

Asimismo los animales no se quedan fuera, ya que las tortugas marinas adoran comer medusas, pero a menudo las confunden con las bolsas plásticas que flotan en el océano. “Cada vez más mueren por obstrucciones intestinales o incluso desnutridas, pues los desechos en sus estómagos las hacen sentir llenas”, agrega el organismo internacional.

Nuestros mares y océanos tampoco se salvan. Según un informe publicado por Greenpeace, el mar tarda entre seis meses y 600 años en ‘digerir’ los plásticos que desechamos los humanos.

El ingeniero agrónomo y gerente general de MÁS Recursos Naturales, Felipe Martin, asegura que “la contaminación por plástico en agua dulce y salada es fuertísima”, sin embargo alerta que “también lo fue en su momento la contaminación con fertilizantes o aguas servidas”.

Martin, quien además es asesor de la Comisión Presidencial de Cambio Climático, comenta que “El problema no trata sobre qué elementos o tecnologías ocupamos, sino cuánto ensuciamos, sin preocuparnos cómo estamos dañando el planeta, ni por las generaciones futuras”.

Por ello agrega que, si bien desde el Gobierno de Chile, el Presidente Piñera anunció que el comercio no podrá seguir entregando bolsas plásticas, “esta es una normativa que debe ser complementada, en parte por la Ley de Reciclaje donde los productores se responsabilicen de los desechos generados, pero además por un importante cambio cultural que vaya por detrás, donde el uso del plástico se entienda con la obligación de ser reutilizado”.

Ante esto, desde MÁS Recursos Naturales hacemos un llamado a cuidar nuestro medio ambiente, y nos sumamos a la campaña de la ONU para ¡decir adiós a los plásticos que tienen un uso momentáneo y que no necesitamos en nuestras vidas! Seamos conscientes de que podemos cambiar nuestros hábitos diarios para reducir la pesada carga de la contaminación de los plásticos en nuestra naturaleza, y sobre nuestra propia salud.

Para esto:

  • Prefiere las bolsas de género ya sea en la feria, panadería, supermercado, farmacias, centros comerciales y en todo aquel lugar donde realices compras o necesites trasladar objetos. Si llegaras a usar bolsas plásticas, revisa que sean recicladas.
  • Prefiere los cubiertos y vasos plásticos reutilizables, o garantiza la reutilización o reciclaje de aquellos que sean “desechables”.
  • Evita comprar botellas plásticas desechables, priorizando botellas retornables en el supermercado o manteniendo el uso de tu botella retornable individual para llevarla al trabajo o al gimnasio.
  • Si necesitas guardar o trasladar por ejemplo un almuerzo o sandwich, hazlo en envases retornables y no desechables.
  • Finalmente, no uses bombillas al tomar un jugo o bebida en un restaurante o pub. Es una costumbre que sólo contamina.